• Está secuestrado por una minoría.
  • Acabar con la corrupción, prioridad del Proyecto de Nación 2018-2024

La recuperación democrática del Estado es una de las prioridades del Proyecto de Nación 2018-2024 del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pues debe ser el principal promotor del desarrollo político, económico y social, afirmó Roberto Pantoja Arzola.

De acuerdo con el presidente del Comité Ejecutivo Estatal del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, el primer lineamiento del Proyecto de Nación, “Política y Gobierno”, parte de la necesidad de recobrar el Estado mexicano, pues ahora se encuentra secuestrado por una minoría y, por lo tanto, ha dejado de estar al servicio de la sociedad.

Recordó que el Proyecto de Nación reconoce a quienes, desde el sector privado, invierten, generan empleos y obtienen ganancias lícitas. A quienes critica es a los que han amasado grandes fortunas a costa de los mexicanos, mediante la corrupción, la destrucción del entorno y el influyentismo al amparo del poder público.

Esos últimos, agregó, son los causantes de la desigualdad económica y social que impera en el país, es decir, del crecimiento de la pobreza (México es el único país de América Latina en el que se ha incrementado la pobreza en los últimos años) y de la inseguridad.

Para Pantoja Arzola, la recuperación del Estado Mexicano no ocurrirá sólo con el ascenso al Gobierno Federal del proyecto de Morena que encabeza López Obrador; “es necesario que esa recuperación también ocurra en las diferentes entidades; cualquiera que se asome a la política michoacana, por ejemplo, verá que el gobierno trabaja para los intereses de unos cuantos.

Por ello, consideró, el primer paso para resolver los grandes problemas del país es instaurar una verdadera democracia, que garantice los derechos de todos mediante la participación de la ciudadanía en los asuntos públicos, y eso implica, también, el respeto irrestricto a la división de poderes.

El primer paso en esa dirección, explicó el dirigente estatal de Morena, es acabar con la corrupción; “basta ver las características de los países más desarrollados, que son, al mismo tiempo, los menos corruptos. Son los casos de Nueva Zelanda, Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia, países que ocupan los primeros lugares en honestidad, mientras que México se ubica entre los más corruptos”.

Agregó que, en contraste, los países menos desarrollados son los más corruptos; “el crecimiento de la pobreza en México ha estado relacionado, directamente, con la corrupción; mientras que los funcionarios de primer nivel se hacen de sus Casas Blancas, hay más gente que no gana lo suficientemente para alimentarse bien. Mientras los amigos del presidente en turno, y de los gobiernos anteriores, se hacen de contratos para explotar los yacimientos petroleros, más gente pierde la oportunidad de adquirir lo básico para vivir medianamente bien. Mientras Silvano Aureoles viaja en helicóptero, más michoacanos se agregan a la población en pobreza”.

Para erradicar la corrupción, a decir del dirigente de Morena, el Proyecto de Nación parte de lo esencial; la autoridad moral del Presidente de la República, pues si es honesto tendrá que ser secundado por los demás servidores públicos, y si los servidores públicos son honestos, desaparecerá el contratismo voraz y el presupuesto federal rendirá más para beneficiar realmente a la sociedad.

Para ello se debe trabajar en tres direcciones, dijo: una reforma al artículo 108 Constitucional para quitarle el fuero al presidente; obligación jurídica de publicar la declaración patrimonial, la declaración de intereses y la declaración fiscal, y la participación ciudadana en la vigilancia y el combate a la corrupción.

Comentanos